La Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleos  (Acipet), presentó el día de hoy una acción de tutela contra el Decreto Municipal No.35 de 2017 de la Alcaldía de Cumaral, que convoca a una Consulta Popular, sobre la pregunta: 

“¿Está usted de acuerdo ciudadano cumaraleño que dentro de la jurisdicción del MUNICIPIO de CUMARAL (META), se ejecuten actividades de exploración sísmica, perforación exploratoria y producción de hidrocarburos?

SÍ_____ NO _____?”

Según informo el Ingeniero Julio César Vera Díaz, Presidente de Acipet “la acción de tutela detalla el valioso aporte que la industria de los hidrocarburos hace a la economía nacional, el desarrollo de las buenas prácticas de la industria desde el código de petróleos, la aplicación de las normas técnicas internacionales, los principios de prevención y precaución y cómo a través de estas herramientas la curva de experiencia de la industria demuestra franca sostenibilidad, y un crecimiento de la mano de la producción agropecuaria. Con estadísticas oficiales del IDEAM se demuestra que la industria representa apenas el 1,8% del consumo total de agua del país, y que mientras algunas regiones invitan a votar el NO, otras acuden a su derecho a la protesta para reclamar un mayor desarrollo en hidrocarburos. Con todo lo anterior, se concluye que la consulta popular viola las garantías al debido proceso, estado unitario, ley estatutaria de mecanismos de participación ciudadana, información para el ejercicio de los derechos políticos, y en especial para el derecho al voto, al trabajo y conexos, a escoger profesión u oficio, principio de libertad de empresa, sostenibilidad fiscal y progresividad de derechos, entre otros.

La tutela solicita que se declare la nulidad de la consulta, y con el objeto de disipar cualquier duda sobre la sostenibilidad social y ambiental de nuestra industria, que se ordene conformar una mesa de trabajo interinstitucional, encabezada por las autoridades ambientales del orden nacional, la cual podrán vincular más entidades y miembros de la sociedad civil, entre las que se pide la participación de Acipet en su condición de cuerpo consultivo del gobierno nacional, con el objeto de construir una investigación científica y sociológica que identifique y precise las conclusiones gubernamentales respecto a los impactos de la actividad de exploración y explotación de hidrocarburos en los ecosistemas del territorio Colombiano.

Esta propuesta que Acipet recogió del fallo en sentencia T-429/15 de la Corte Constitucional para la industria minera, deberá producir una posición unificada de las autoridades nacionales, que servirá para cerrar los espacios de oportunismo y especulación en contra de la sostenibilidad ambiental y social de nuestra industria.

La perversidad de la pretensión de prohibir las actividades de explotación de recursos naturales no renovables (RNNR) se aprecia en el hipotético escenario de que todas las regiones del país decidieran votar “NO” en las consultas populares mineras y petroleras. Se tendría entonces que liquidar una decena de Entidades Estatales dedicadas a gestión de los RNNR y al medio ambiente, que han invertido en su encargo misional varios billones de pesos de los Colombianos para estudiar las riquezas de nuestro subsuelo, y sus opciones de aprovechamiento, en beneficio de la progresividad de derechos económicos, sociales y culturales de toda la población.

La prohibición ciertamente nos pondría en riesgo de regresar a la edad del carbón vegetal. Con el firme empeño de oponerse a este escenario kafkiano, Acipet anuncia otras acciones legales y hacerse parte en contra de la ola de consultas y acciones populares.

La Asociación reitera su disposición de lucha en favor de los derechos personales y laborales de los profesionales de la ingeniería de petróleos en el país y de todos sus Asociados, así como seguir propendiendo por el desarrollo de una industria petrolera sostenible y con los mejores estándares técnicos, sociales y ambientales, para lo cual se ofrece en ser generadora de información técnica en forma objetiva y transparente sobre el particular, pero sin dejar de lado el orgullo que sienten sus asociados de hacer parte de esta valiosa industria. Seguiremos informando periódicamente sobre los avances de nuestras iniciativas en tal sentido. Así lo manifestó el Ing. Julio César Vera Díaz, Presidente de Acipet.