Luego de un año de haber anunciado el plan de inversiones para la expansión de la planta TuboCaribe de Cartagena, Tenaris se prepara para levantar la nave industrial y posteriormente instalar los equipos necesarios para llevar la capacidad de producción de estas instalaciones de 163.000 toneladas a 330.000 toneladas al año.

De acuerdo con Ricardo Prosperi, director general para la región Andina de la firma productora de tubos petroleros, a la fecha se ha completado en su mayoría el trabajo de ingeniería de detalle, compra de equipos y preparación del terreno para que a mediados de octubre arranque la construcción de esta extensión de la planta, la cual requerirá una inversión de US$240 millones.

“Desde que tomamos la operación de Tubo-Caribe en 2006, hemos inyectado cerca de US$100 millones en adecuaciones y mejoramientos. Sin embargo, este proyecto significa un salto tecnológico significativo para esta planta, la cual comenzó a operar en los años ochenta. Esta inversión, además de casi doblar nuestra capacidad, ampliará nuestra gama de producción y mejorará sustancialmente la productividad y costos de la operación. Adicionalmente lograremos disminuir de forma dramática el uso de energía, pues pasaremos de gastar 200 m3 de gas por tonelada producida, a solo 44 m3”, dijo Prosperi.

Las nuevas instalaciones de producción, que además incluyen una planta de tratamiento térmico y la incorporación de nuevas líneas de última tecnología para inspección por ultrasonido, arrancarán en tres etapas, en julio, octubre y diciembre de 2014.

Con esta nueva capacidad, Tenaris se prepara para un esperado crecimiento en las exportaciones a los mercados de la región Andina, la cual es coordinada desde Colombia, y en la demanda de tubería en el país en el corto plazo, luego de que en los últimos dos años las ventas estuvieran por niveles menores a los presupuestados. “Las ventas en Colombia fueron muy importantes por años. Sin embargo, en 2012 y lo que va de 2013, no hemos tenido crecimientos en ventas como en 2011, que fue un muy buen año para la compañía en el país. Confiamos en que el sector se recupere y que la demanda vuelva a crecer. Colombia es un mercado muy importante para la compañía y vemos un gran potencial para los próximos años”, explicó el directivo.

Vienen más inversiones 

Aunque la expansión de TuboCaribe apenas va por mitad de camino, Tenaris está evaluando desde ya nuevas inversiones en la planta a partir de 2015. Según explicó el director general para la región Andina de la empresa, se planean hacer inyecciones de dinero más pequeñas para que en las nuevas instalaciones se pueda fabricar tubería premium.

“Esta es tubería muy sofisticada, comparada con la tradicional que hoy producimos. La tubería premium está adecuada para atender a los requerimientos de una industria más exigente y compleja. Hoy se están perforando pozos muy complejos en Colombia y las empresas están necesitando tubería que sea capaz de soportar condiciones tan difíciles como a las que ahora se está enfrentando el sector”, dijo Prosperi.

Dentro de un futuro plan de inversiones, Tenaris también está evaluando la posibilidad de ampliar su portafolio de producción de accesorios para tuberías, un nicho importante en el mercado local.