La compañía peruana Ransa, el principal operador logístico de Perú y parte del Grupo Romero, una holding del vecino país constituido por 16 empresas, anunció su ingreso a Colombia en el 2012.

Esta decisión se toma en el marco de la expansión regional que emprende la compañía, aprovechando el buen momento que atraviesa el sector minero-energético, así como el consumo masivo y el retail, en países como Chile y Colombia. Para su ingreso al país, la empresa está buscando asociarse con un jugador importante o adquirir las operaciones de una empresa ya establecida en el país.

“El objetivo es que el 2013 ya podamos estar con alguna operación propia en Colombia”, dijo el gerente general de Ransa, Emilio Fantozzi. Actualmente, la empresa cuenta con presencia en varios países de la región, registró ventas por más de US$250 millones en el 2011 y para 2012 tiene previsto alcanzar ventas cercanas a los US$300 millones. Para Fantozzi, la ampliación del mercado para la compañía es un imperativo: “la visión de Ransa, como empresa regional, es estar en el corredor del Pacífico sur, que va desde Guatemala hasta Chile”.