La Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) avanza con la ronda de gas metano, que desde el 2012 se programó para aprovechar su producción natural en las minas de carbón. Este proceso tiene el objetivo de hacer un uso apropiado del gas, así como evitar sus emisiones a la atmósfera y maximizar la seguridad en las minas subterráneas de carbón.

En Colombia el potencial combustible del metano fue ignorado por muchos años, si bien estaba asociado con accidentes lamentables en las minas de carbón, pues es altamente inflamable y explosivo. El manejo y procesamiento industrial de este hidrocarburo requiere de tecnologías de punta.

El gas metano es el hidrocarburo alcano más sencillo, un gas de efecto invernadero con potencia media, que puede atrapar el calor de la atmósfera con una efectividad veinte veces superior al del dióxido de carbono. A su vez, el grisou, gas compuesto por metano más aire, se convierte en una mezcla explosiva cuando el metano alcanza una proporción entre el 5% (LIE: límite inferior de explosividad) y el 15% (LSE: límite superior de explosividad) con respecto al aire.

El gas metano y sus beneficios

El gas metano se produce como producto final de la putrefacción anaeróbica de las plantas y proviene de los mantos carboníferos; constituye más del 90% del gas natural y es una fuente de gas no convencional. Este proceso natural puede ser aprovechado para producir biogás como fuente de energía. La posibilidad de convertir un gas de efecto invernadero en una fuente de energía lo convierte en un combustible atractivo desde una perspectiva ambiental.


Hoy, gracias al desarrollo de novedosas tecnologías, es posible explotar este gas asociado al carbón, mediante un modelo de producción en serie, que involucra la construcción de múltiples pozos convencionales que deben manejar altos estándares de eficiencia y calidad.

Combustible para el futuro

De acuerdo con el Ministerio de Minas y Energía, nuestro país cuenta con reservas de carbón que superan los 18.400 millones de toneladas. Orlando Cabrales, presidente de la ANH, señaló que la producción de gas metano proyectada para el 2013 será de aproximadamente 1.350 millones de pies cúbicos, aunque advirtió que la producción del gas dependerá del consumo nacional y de las exportaciones a Venezuela.

Las regiones más atractivas para la extracción de carbón son Cesar, Guajira, Boyacá y Cundinamarca. Y luego de un estudio minucioso contratado por la ANH para definir las áreas para la extracción de gas metano asociado al carbón que se ofrecerán a los inversionistas, se estableció que las cuatro cuencas con mayor potencial son: Cesar-Ranchería, La Guajira, Cordillera Oriental y Cauca-Patía. Actualmente, la ANH trabaja en la creación de condiciones y normas para abrir procesos de asignación de áreas de explotación del gas metano, teniendo en cuenta el potencial geológico de nuestro subsuelo en las áreas mencionadas.