En diálogo con Colombia Energía, Silvia Escovar presidenta de la organización Terpel, nos dio a conocer su opinión en cuanto a la transformación de la organización, los principales logros y retos por alcanzar a propósito del cumplimiento de los 50 años de la organización. 

Terpel es una de las empresas más grandes del país y cuenta con presencia en varios países de América Latina, como Ecuador, Perú, Panamá y República Dominicana. ¿Cómo proyecta el futuro de Terpel?

A lo largo de sus 50 años de historia, Terpel ha sabido transformarse adaptándose a las nuevas realidades del mercado y de los consumidores. Nuestro foco en las personas nos ha impulsado a romper paradigmas y a innovar para que un momento de la vida cotidiana –como tanquear– se vuelva extraordinario. Continuaremos expandiendo nuestra estrategia de servicio y consolidando nuestra operación en los países donde tenemos presencia. Seguiremos trabajando para mantener el liderazgo en el sector de distribución de combustibles y lubricantes en la región y continuaremos sorprendiendo a nuestros clientes y consumidores con experiencias que nos permitan arraigarnos como la marca No. 1 en sus corazones.

Uno de los esfuerzos más destacados de la compañía ha sido la renovación de sus EDS para que sean más modernas y con un marcado carácter colombiano. ¿Cómo avanza esa labor por poner al día las EDS de la organización?

En Terpel, las personas son el centro de nuestra estrategia. Bajo la premisa “atendemos personas, no carros” hemos innovado y hoy proponemos una oferta integrada más allá del tanqueo, generando así experiencias memorables a quienes van a nuestras estaciones de servicio. Hemos construido estaciones con una infraestructura moderna que aporta a los espacios donde se instala; con paísajismo e iluminación led que genera un ambiente cómodo y seguro; con baños limpios y abiertos para todos. Implementamos tiendas donde los colombianos pueden encontrar comida de acuerdo con los gustos de la región y espacios pensados para los transportadores. Tenemos lavaderos con música, kioskos entre los surtidores y por fuera de ellos, lubricentros renovados e islas especialmente diseñadas para motociclistas.

Cerramos el 2017 con el 64% de las EDS de la red con nueva imagen y 39 islas exclusivas para motos en todo el país. A través de las tiendas Altoque, nos consolidamos como la red más grande de tiendas de conveniencia en estaciones de servicio con 40 puntos de venta en donde los colombianos pueden hacer una pausa en su camino, encontrar la mejor comida típica de cada región y tener una experiencia local, latina y casera en las principales ciudades y troncales del país. Por otra parte, hemos abierto 12 puntos de autolavado de carros con agua desmineralizada que generan una experiencia única para el usuario; seis quioscos para que los consumidores adquieran productos sin bajarse de su vehículo y 18 centros de lubricación renovados con un servicio profesional de expertos dedicados al cuidado de los automóviles.

En estos 50 años de Terpel, ¿cuáles han sido los principales logros?

Son varios los logros que hemos alcanzado en estos 50 años. El más significativo es el de ser hoy la marca preferida por los consumidores en el mercado de distribución de combustibles, habiendo competido con marcas internacionales de primer orden. Esto, aunado a nuestro carácter de Aliado País siendo en la actualidad una de las compañías que más le aportan a Colombia en diferentes aspectos que trascienden el comercial.

Adicionalmente mencionaría algunos que han sido hitos en nuestra historia:

  • La fusión de siete compañías regionales en un gran Terpel nacional.
  • La creación de la Fundación Terpel para acompañar a Colombia a superar uno de sus desafíos más apremiantes: la educación.
  • El proceso de internacionalización: la llegada a Ecuador, Panamá, Perú y República Dominicana.
  • La adquisición de la compañía y de la marca gazel para ampliar nuestro portafolio de servicio y entregarle a nuestros clientes una opción de movilidad sostenible a través del gas natural vehicular con el primer programa de fidelidad en el sector.
  • La implantación efectiva de la estrategia con foco en las personas con todas las innovaciones que ello ha implicado y que cuenta, entre otras, con programas de fidelidad, islas exclusivas de motos, tiendas de conveniencia con especialidades regionales, lavaderos con música y agua desmineralizada, diseños únicos en infraestructura, baños impecables, etc.
  • El ingresó al mercado público de valores y la primera emisión de bonos.
  • La inscripción de la acción de Terpel en la Bolsa de Valores. Esto nos posicionó como una de las principales empresas privadas de Colombia.
  • El ingreso de Terpel al listado de las empresas con mejor desempeño en sostenibilidad, en el mundo: en 2016 y 2017 fuimos incluidos en el reporte anual de RobecoSAM, la publicación más completa y reconocida sobre sostenibilidad corporativa.

Teniendo en cuenta el auge de los carros eléctricos en otros países, ¿en la organización que usted lidera se tiene previsto adecuar EDS para este tipo de vehículos a futuro?

En Terpel siempre estamos pensando en el futuro para adelantarnos a lo que vaya demandando el exigente y cambiante mundo en el que hoy vivimos. La electricidad como fuente de energía para la movilización es un reto que está en nuestra agenda y efectivamente hemos adelantado acciones para contar con futuras electrolineras en el país. Sin embargo, vale la pena resaltar que el futuro de la movilidad eléctrica dependerá de su masificación que aún, en nuestro país no se ve tan cercana en gran medida (según la Asociación Colombiana de Vehículos Automotores, porque el costo total de un vehículo eléctrico o híbrido no es competitivo frente a uno convencional de combustión fósil.

De tal forma, el reto consiste en promover una transición energética hacia sistemas sostenibles, que sean viables y costo-efectivos. Esta transición pasa por reducir el consumo energético y hacer uso de combustibles fósiles de altos niveles de calidad.

¿Cuál es la mejor manera de integrar fuentes de energía más amigables con el medio ambiente al desarrollo industrial y al sector transporte?

Como lo venía diciendo, es importante continuar investigando, como efectivamente se está haciendo, nuevas energías limpias y competitivas para la movilidad en el mundo. Sin embargo, considero que reemplazar las fuentes actuales no es necesariamente la única alternativa: mejorar la calidad de los combustibles actuales es igualmente importante y benéfico. Los biocombustibles con mezclas de etanol y aceite de palma como los que se están demandado en Colombia de forma creciente son ya una respuesta a las necesidades ambientales y de salud en el país.

Asimismo (en el caso específico de Colombia) promover, como lo venimos haciendo desde hace varios años en Terpel, el uso del GNV en vehículos del transporte público, es diversificar la matriz con una opción más amigable con el medio ambiente. El uso de vehículos con motores dedicados a GNV para el transporte de carga y pasajeros (buses, camiones de reparto, recolectores de basuras y mezcladoras de cemento), mejora la calidad del aire y, por ende, la salud pública al reducir el material particulado que es considerado como el principal agente generador de enfermedades respiratorias.