Análisis de los impactos de la movilidad eléctrica, en transporte masivo, de carga y privado. Por Andrés Taboada Fundador WERT Consultoría

El Clúster de Energía Eléctrica de Bogotá Región contrató un estudio de focalización con la empresa IDOM, con el fi n de determinar cuál es el tipo de inversiones en el sector eléctrico que mayor número de empresas proveedoras de servicios públicos, bienes y servicios conexos impactaría en Bogotá Región, no solo con el objetivo de incrementar ventas en su área de infl uencia, sino también creando un potencial exportador hacia el resto de Colombia y países vecinos. El resultado de este estudio y la apuesta por la que decidió el Clúster, es la promoción de las actividades de movilidad eléctrica, tanto a nivel de transporte masivo de pasajeros, transporte de carga, transporte público como de transporte privado.

Por qué se concluye que la movilidad eléctrica tiene los mayores impactos?

• La infraestructura para movilidad eléctrica a nivel masivo en pasajeros (metro, tranvías, cable aéreo, brt) y carga (tren) se traduce en inversiones en las redes de subtransmisión y distribución que impactan positivamente a las empresas de servicios públicos y sus proveedores de bienes y servicios.

• El uso de movilidad eléctrica en transporte de carga para distribución minorista dentro de las ciudades impacta al sector de fabricantes y comercializadores de vehículos de carga y a las empresas que proveen la solución de recarga (diseño, equipos, instalación, certifi cación), así como al proveedor de energía eléctrica y a mediano plazo en los proveedores de baterías y de aplicaciones para teléfonos inteligentes.

• El uso de movilidad eléctrica pública mediante taxis y otras modalidades (triciclos eléctricos en algunas localidades) tiene un alto impacto en las empresas fabricantes y comercializadoras de estos vehículos y toda la cadena descrita en el punto anterior.

• El uso de vehículos eléctricos particulares de todo tipo también impacta la misma cadena.

• Por último, la reducción de emisiones tiene unos impactos importantes en la reducción de enfermedades pulmonares, visuales y de piel, lo cual genera ahorros y efi ciencias al sistema de salud público y privado.

Teniendo esto claro, ahora qué sigue?

• Lo primero que se requiere es que los gobiernos locales y regionales apuesten por una penetración efectiva de la movilidad eléctrica en sus territorios, facilitando la instalación de la infraestructura de recarga necesaria, facilitando la modernización de la infraestructura de subtransmisión y distribución eléctrica e incrementando las restricciones a los métodos de transporte contaminantes.

• Se requiere del concurso activo de los Operadores de Red haciendo las inversiones en infraestructura y prestadores del servicio público de electricidad, autorizando la instalación de los puntos de recarga.

• Se requiere una actualización normativa y regulatoria que elimine cargas tributarias como el 19% de IVA y de la contribución del 20% a la energía comercializada en el punto público de recarga.

• Se requiere también una apertura regulatoria para permitir la entrada de nuevos actores al mercado de venta de energía en puntos de recarga sin necesidad de que se conviertan en empresas de servicios públicos.

• Los bancos deben tener líneas de fi nanciación y las aseguradoras pólizas adecuadas para este tipo de vehículos.

• Las autoridades de tránsito y transporte deben hacer los ajustes que permitan matricular los vehículos eléctricos de forma más efi ciente en tiempos y costos.

• Por último, que el consumidor haga click y comience a demandar activamente el uso de vehículos eléctricos tanto en transporte masivo e individual de carga y pasajeros.

Espero que este artículo sirva como punto de partida y llamado a todos los involucrados para que, identifi cados los benefi cios de una mayor penetración de la movilidad eléctrica en Colombia, se dispongan a poner su grano de arena para que esta pueda ser mucho más rápida de lo que ha sido hasta el momento.